BIENVENIDO!!, EL EXITO REQUIERE EQUILIBRIO EMOCIONAL.

BIENVENIDOS!!!
El exito, requiere equilibrio emocional.
Un buen equilibrio emocional, proporciona un corazon decidido. Cuando se enfrenta a un reto, un corazon decidido, buscara una solucion. El indeciso, buscara un escape...
Encontraras muchos temas de Tu interes y gran variedad de productos de ropa interior, vestidos de bano, deportivos, pijamas, bodys control, fajas de reduccion, jeans, blusas de alta calidad y variedad en disenos.

Search This Blog

Loading...

FAJAS

www.splendorline.com 

Fajas Reductoras

Existen 2 tipos de fajas reductoras. Las fajas son generalmente para ocultar LOS GORDITOS o disminuirlos.  Existen fajas que son anunciadas para disminuir los gorditos, tienen  materiales especiales para quemar grasa.
Las fajas para ocultar los gorditos, son efectivas ayudan a contener la grasa y el abdomen se ve mas plano. Entre más apretadas menos gorditos.
Las fajas reductoras estilizan rápidamente por el efecto del calor de tu propio cuerpo, y sin hacer ejercicio.
Aquí algunos beneficios sobre esta faja reductora:
- Reduce la cintura, el estómago y la barriga
- Corrige la postura
- Realza la cintura
- Ayuda a perder peso por efecto de sudoración
- Reduce centímetros de cintura y abdomen un plazo de 30 días si se usa de 10 a 12 horas al día por debajo de la ropa
- Una única talla, se adapta a la cintura
- Confortable tejido de goma de neopreno
- Para aeróbic, gimnasia, Yoga, etc.
Esta faja reductora muchas veces viene con cargaderas removibles que moldea y tonifica toda el área del abdomen, cintura y caderas
Ideal para usar con traje elegante, vestidos de fiesta, ropa apretada, pantalones claros o ropa trasparente.
Disminuye 2 a 3 pulgadas del abdomen.
Dos diferentes estilos para escoger: Tipo Hilo o Tipo Panty (Tanga). Disponible en Tallas Grandes con los dos estilos de Panty.
Máxima compresión, fabricado con Lycra de 140 Denier.
Muchas fajas son hechas en Colombia con 4 capas de micro-fibra de Lycra, esta faja se ajusta perfectamente a su cuerpo ofreciendo gran confort.
Tiene un broche de ojalillo de dos posiciones en la parte de abajo de la panty para que se pueda abrir y cerrar por debajo.
Las tiras o cargaderas son ajustables y removibles.
El brassier no viene incluido. Se puede usar con cualquier brassier.
Como escoger la talla correcta?
Las fajas están fabricadas con un material especial para reducir sus medidas y ajustar su cuerpo. No debe escoger una talla pequeña para que quede mas ajustada. Seleccione su talla basada en su peso; si su peso esta cerca del limite entre dos tallas, le recomendamos que escoja la talla mas grande.
www.splendorline.com, info@splendorline.com.

Fajas Moldeables o Esteticas

 Estas fajas moldeadoras son muy utilizadas por personas jóvenes que requieren que su cuerpo no pierda su figura después del parto o en muchos casos para las personas que requieren de un toque muy leve para remoldar su cuerpo y reafirmando sus partes flácidas.

Este tipo de faja es perfecta para uso durante el período de Post Parto.
Modelador: Óptimamente disminuye hasta dos tallas.
Adelgazante: Elimina toxinas a través de la sudoración, contribuyendo a reducir las medidas de su cintura, caderas y abdomen.
Terapéutico: Beneficia la región lumbar aliviando y evitando luxaciones y dolores de espalda.
La composición de esta faja ayuda de gran manera al moldeamiento de la figura, el latex cubierto con Cotton Lycra por ambos lados para evitar reacciones alérgicas.
Para lograr los beneficios esperados como son los de moldear, adelgazar, reafirmar u ortopédicos, debe comenzar una disciplina de usar el chaleco por 3 horas diarias durante la primera semana e ir aumentando gradualmente el tiempo de uso hasta lograr acostumbrarse a su uso permanente. Inicialmente use la talla de su ropa exterior y despues de un tiempo descubrirá que debe adquirir uno con una talla menos y así sucesivamente hasta llegar a la talla deseada.
Es muy importante saber escoger la talla correcta para el uso de esta faja, se la debe realizar bajo la supervisión de un especialista en esta área.

Nuestras fajas están fabricadas con un material especial para reducir sus medidas y ajustar su cuerpo. No debe escoger una talla pequeña para que quede más ajustada. Seleccione su talla basada en su peso.
Recuerde que es importante que la faja que usted va a usar deba darle la comodidad y las debidas garantías.

Fajas Ortopédicas: Lumbares, Terapéuticas

 Las fajas lumbares están elaboradas en poliamida, mono-filamento y elastómero recubierto o en poliamida, poliéster y látex recubierto. Pueden ser transpirables, térmicas con neopreno, auto ajustable con astracán.

Ideales para la confección de cualquier faja ortopédica de calidad. Las hay de distintos anchos, de 4 m/m hasta 240 m/m, y varios colores.
Usted podrá utilizar la faja debajo de su ropa, sin que se note. Siendo en toda la línea de fajas corporales prácticas y económicas. Además en corto período de tiempo observará cambios, pudiendo reducir centímetros de cintura o cadera, debido a la presión uniforme desarrollada por Elita 98.
A continuación le detallamos los amplios beneficios de este tipo de faja:
Línea estética:
Corrigen la postura, reducen cintura, abdomen y cadera, ayudan a perder peso por sudoración, levantan el busto, glúteos y realzan la figura, son remodeladoras corporales, rebaje sin dietas rigurosas, son súper cómodas, etc.
Línea médica:
Fajas para maternidad, operaciones de busto, liposucción, lipoescultura, corrección de malas posturas, problemas musculares, lumbalgias, post - quirúrgicas, las cuales no permiten la formación de edemas o hematomas, etc.
Confeccionadas con alta tecnología y precisión, usando para el logro del objetivo materiales importados en colores blanco, negro o beige. Disponemos de todas las tallas S, M, L, XL, XXL, XXXL, para hombres o mujeres. En caso de tallas extra grandes podemos satisfacer cualquier necesidad en corsets o bodies.

Historia de las Fajas


Desde los inicios de la humanidad cuando el hombre vio la necesidad de utilizar vestimenta para protegerse del clima frío, empleaba muchos telares ya sean de diferentes materiales como piel de animales, y con el pasar del tiempo los hombres progresaron para la utilizar otros materiales como el algodón hilo y otros más con la intención de mantener su cuerpo a una temperatura aceptable.
Entonces la faja emerge desde antiguos tiempos como un elemento constitutivo importante indumentaria. Empleada como sostén para ceñir y sujetar la cintura tanto para hombres y mujeres, en especial para los niños recién nacidos.
A través la historia el empleo de la faja ha sido muy importante para diferentes modos, hoy en día inclusive es empleada por militares en sus uniformes, también en los hábitos eclesiásticos, además en los atuendos de gala de nobles y plebeyos.
La faja se ha utilizado desde tiempos precolombinos los antiguos aborígenes empleaban en sus vestimentas clásicas. En los tiempos prehispánicos era prenda exclusiva de las mujeres, hoy lo usan hombres y mujeres, aunque ambas tienen contextura algo diferente. Posiblemente la faja fue usada por los hombres tan solo desde el siglo XVIII, por influencia de la vestimenta española y a raíz de la prohibición de usar trajes indígenas emitidos después del levantamiento de 1781.
En algunas publicaciones se ha mencionado el uso del poncho con cinturón para ceñirla a la cintura en épocas antiguas, con pervivencia de la costumbre en el siglo XX en Potosí. Es lógico que eso sucediera, ya que, por un lado, el poncho reemplazo al unku, la camisa de origen preincaico que era ni mas ni menos que un poncho cosido en sus bordes para cerrar los flancos, dejando las aberturas para pasar los brazos, por lo que, cuando el poncho reemplazo al unku, fue ceñido por una faja para que siguiera cumpliendo las funciones de su predecesor. Por otro lado, fue consecuencia de la imitación de la indumentaria europea, forzada por los españoles cuando prohibieron, después de 1781, el atuendo aborigen tradicional.
Las técnicas y diseños utilizados en Perú y el altiplano boliviano son de una riqueza tal, que cada comunidad o grupo étnico tiene algún rasgo particular que distingue sus fajas.
Han utilizado la lana de camélidos (principalmente alpaca) y de oveja, así como el hilado de algodón, cambiando muchas veces varios tipos de hilos en una sola pieza. Las medidas de las fajas en estas regiones difieren notablemente en largo y ancho. Vemos fajas de 4 o 5 cm de largo, generalmente de laboreo de doble faz, así como otras de no mas de 1 m., denominadas ceñidores, tanto tubulares como de laboreo. Los anchos son muy variables: desde 10 o más cm como las de la región de Macha que son largas bandas de labor con diseños florales encadenados, con un largo de 2 o 3 m.
En Perú y Bolivia encontramos fajas tubulares de lana. Los diseños copian motivos de la naturaleza, tanto vegetales (fitomorfos), como animales terrestres (zoomorfos) y aves (ornitomorfos), pero también tienen ornamentos geométricos figurativos e imágenes humanas (antropomorfos).
Como todas las técnicas textiles, los tejidos complejos de doble faz, tanto el tubular como el de laboreo con urdimbres complementarias, nacieron en esta zona y se extendieron mas tarde por el corredor andino hasta asentarse en el sur chileno y cruzar los Andes para ser ejecutadas por mapuches y pampas en nuestro territorio.
Llegando a las fajas del Sur y dejando de lado a las fajas creadas para otras funciones (ligas para botas de potro y vinchas para la cabeza por ejemplo) podemos establecer como las primeras creadas por el método de trenza chata, antes de dominar el telar. Luego esta técnica se dejo para las ligas y mas tarde se abandono.
A los efectos explicativos corresponde la división entre pampas (tubulares), araucanas o de laboreo (doble faz, de urdimbre complementaria) y mapuches (falsa doble faz, de urdimbre suplementaria, como las matras), aunque, como ya expresamos, todo deviene de un tronco étnico común.
Las más valoradas por su dificultad técnica para ser tejidas han sido siempre las dos primeras, aunque hay piezas bellas e importantes entre las del tercer grupo.
Las fajas pampas eran tejidas en telares verticales, y para su urdido se utilizaban sencillamente dos palos o cañas de colihue, de unos 40 cm plantados en el suelo y separados uno de otro según el largo de la pieza a tejer (generalmente de dos a tres metros), y otros dos palos para separar los cruces de la urdimbre.
A partir de ahí la tejedora iniciaba una marcha sin prisa pero constante, casi como una danza ritual, alrededor de esa formación, llevando hacia uno y otro extremo los hilos sin fin de la urdimbre, a veces en silencio, otras canturreando antiquísimas melodías propias de su oficio trasmitidas de madres a hijas a lo largo de los siglos.

Recomendaciones al Utilizar las Fajas

 Existen entradores de gimnasios que nos ayudan o recomiendan las formas de utilizar las fajas.

Se recomienda una rutina fácil y saludable para eliminar lo que nos sobra en el abdomen.
Pies. Hacer levantamiento de pies, tres series de 20.
Abdominales. Hacer abdominales normales e inclinadas hacia los lados, tres series de 20.
Escoba. Con un palo de escoba o con una barra liviana, atrás del cuello, girar la cintura con las piernas abiertas, mínimo tres series de 30 a cada lado.
Cardioaeróbicos. Practicar ese ejercicio, al menos tres veces a la semana, reduce el abdomen.
En primer lugar, las malas noticias. Las fajas reductoras y las cremas no hacen milagros y no, no sirven para pulverizar la barriguita. ¡Ojalá fuera tan fácil! El primer paso para acabar con ella es saber a qué se debe exactamente. Si el problema es un exceso de peso, hacer abdominales no sirve para hacerla desaparecer. La razón estriba en que el músculo se encuentra por debajo de la grasa, por lo que para obtener unos abdominales marcados, el primer paso es acabar con ese tejido adiposo mediante una dieta sensata.
A veces, el problema de la tripita no está en la grasa, sino en la distensión de los músculos rectos abdominales. Estos son como tiras que van desde la parte baja del pecho hasta el pubis, y son responsables del tono muscular del vientre. Cuando se sufren oscilaciones bruscas de peso o embarazos, estos músculos pierden su fuerza. Literalmente, se "aflojan" y se van hacia los lados, dejando que el contenido de la cavidad abdominal se abra paso y produzca ese aspecto abultado.
Lamentablemente, no hay faja reductora ni crema que solucione este problema. Para fortalecer los músculos, hay que tonificarlos mediante gimnasia.
Pero no se deje vencer por la pereza: basta con hacer ejercicios de abdominales dos o tres veces por semana para obtener buenos resultados. Actualmente, en la mayoría de los gimnasios se ofrecen clases específicas de abdominales, que no son, ni con mucho, tan duros como los pintan. Lo más importante es realizarlos bien, trabajando tanto sobre los abdominales rectos como sobre los oblicuos (que además son los que dan forma de "cintura de avispa" y modelan la figura) y los dorsales, fortaleciendo toda la musculatura del tronco.
No sólo le sentará mejor la ropa, sino que mejorará, y mucho, el estado de la espalda, ya que estos músculos son la "faja" natural que ayuda a sostener la columna vertebral.